Amor doloroso 5: ¿Amigos?

Un nuevo capítulo de Amor doloroso mientras SimsIrenita está de exámenes:

LUNES POR LA MAÑANA

En el colegio público

Narradora Rebeca

Em y yo vimos a Ricky en el colegio, al parecer sus heridas no eran tan graves como parecían y solo se dio un golpe un poco fuerte en la cabeza. Él no nos dijo nada ni a Em ni a mi, nosotras le ignoramos y en el recreo estuvimos hablando las dos solas.

Em: Siento no haberte podido llamar ayer, mi madre me castigó por llegar tarde el sábado sin llamar a nadie durante el resto del fin de semana.

Rebe: No pasa nada, Em. ¿Que hiciste ayer?

Em: Estudiar, dentro de nada son los exámenes finales. ¡Que bien, por fin vamos a acabar el instituto! ¿Y tu que hiciste ayer?

Rebe: Estuve esperando a que me llamaras y hablé un poco con Javier

Em: ¡¿Con Javier?! Oye ¿que pasó después de que me fuera?

Rebe: Fuimos en silencio hasta la casa, cuando llegamos le di las gracias y cada uno se fue a su habitación. ¿Y que tal con Gabriel?

Em: Muy bien, estuvimos hablando mientras caminábamos, nos paramos un rato en el parque y seguimos hablando. Cuando me quise dar cuenta eran las 2 y mi madre me había dicho que llegara a la 1 como muy tarde. Gabri me acompañó hasta mi casa, es muy simpático.¿Y como que tu ayer hablaste con Javier?

 

Rebe: Mi madre me pidió que le llevara una cosa a su habitación, fui ahí y cuando me iba a ir él me pidió que me quedara un rato. Hablamos un poco, es más simpático de lo que creía.

Em: ¿Y como creías que era?

Rebe: Un chulito, ligón y presumido.

Em: Chulito y presumido no será, pero ligón...

Rebe: Pues me dijo que iba a dejar a su novia y yo creo que va a estar un tiempo sin novia.

Em: ¿Crees que tú y él...?

Rebe: ¡¡No!!Él a mi no me gusta y dudo mucho que yo le guste a él. ¿Y tu y Gabriel?

Em: Yo y Gabri ¿que?

Rebe: Que si crees que vais a ser más que amigos

Em: No. Es muy simpático y el otro día fue muy bueno conmigo. Me dijo que era muy guapa y que le encantaban mis pecas. Pero aun así... No, no creo que él y yo lleguemos a ser algo más que amigos.

En el colegio privado

Narrador Javier

Gabriel: Míralas, ahí todas juntitas, conspirando contra ti.

Javier: De la forma que lo dices, parece de una película de mafiosos

Gabri: Las chicas a las que dejas son peores que la mafia, y tu has dejado a todas las de clase

Miré al grupo de chicas, estaban todas cuchicheando, seguramente contra mí, de vez en cuando me lanzaban miradas llenas de odio. Irma estaba justo en el centro

Javi: Tienes razón, peores que la mafia. Oye, ¿que estabas haciendo ayer? Tenias el móvil apagado.

Gabri: Lo siento, se me olvidó encenderlo. Me secuestró la mafia...no hombre, el que me secuestró fue el libro de historia. No sé si te has dado cuenta, pero dentro de poco son los exámenes finales y como no estudiemos... ¿Tu estudiaste ayer o lo único que hiciste fue dejar a Irma?

Javi: Pues no, no estudié, lo haré esta tarde. Ayer estuve un rato escuchando música, otro rato hablando con Rebeca y después dejé a Irma

Gabri: Espera un momento. ¿Hablaste un rato con Rebeca?

Javi: Sí, su madre la había mandado que subiera una cosa a mi habitación y la pedí que se quedara un rato conmigo

Gabri: ¿Por qué?

Javi: Me aburría y... quería hablar con ella. Es simpática y no puedes decir que no es guapa

Gabri: ¿Te gusta?

Javi: ¡No! ¿Es que no me puede caer bien una chica? Solo he dicho que es simpática. ¿Y tu que tal el sábado con su amiga?

Gabri: Muy bien, es de lo más simpática. Estuvimos un rato hablando

Javi: ¿Te gusta?

Gabri: No, es simpática y guapa, pero no me gusta, ademas, de todas formas, dudo que yo le guste a ella.

 

En el colegio publico al acabar las clases

Narradora Rebeca

El profesor que teníamos a ultima hora se había entretenido y toda la clase salió 15 minutos después de que tocara el timbre. Casi todo el mundo se había ido ya. Em y yo nos fuimos juntas por el camino. Estábamos casi al lado del colegio privado, ahí solo había dos chicos hablando distraídamente y una mujer que caminaba rápidamente y muy pronto dejamos de verla. Entonces le escuchamos detrás nuestra:

Ricky: ¡Eh, chicas esperadme!

Em y yo seguimos caminando, ignorándole. Pero él iba corriendo y nos alcanzó, me cogió la mano.

PD: En la foto solo se ve al fondo un chico porque al otro lo tapa la mujer. ¡Maldita extra! ¡Que sepas que no pienso pagarte!

 

Ricky: Rebe espera...

Rebeca: ¡Suéltame, Ricky!

Intenté que me soltara la mano, pero el me agarró con más fuerza.

Ricky: Reb, siento no haber estado contigo en todo el día, pero venga, vamos a dar una vuelta juntos.

Rebeca: ¡No daría una vuelta contigo ni loca!

Ricky me acercaba más a él, yo intentaba empujarle y soltarme.

 

Narradora Emma

No sabia que hacer, Ricky parecía obsesionado con Rebeca. Miré a todos los lados. Los chicos que antes estaban en la entrada del colegio privado ahora se habían acercado y los pude reconocer, eran Gabri y Javier. Me acerqué a ellos.

Javier: ¿Que pasa ahora?

Emma: No la deja en paz

Gabri: ¿Por que siempre que la pasa algo estamos nosotros cerca?

Javier: Ni idea, pero parece que tiene controlada la situación

Justo en ese momento, Rebeca le dio a Ricky una fuerte patada entre las dos piernas

Gabri: Ufff, eso tiene que doler

Entonces Rebeca aprovechó que Ricky la acababa de soltar y le dio una bofetada.

Javier: Me parece que hoy no necesita ayuda. Gabri, ¿vienes un rato al parque?

Gabri: ¡Claro! Adiós Emma

Emma: Adiós

AL DÍA SIGUIENTE POR LA TARDE

Narradora Rebeca

Claudia: ¡Rebeca, ven!

Fui hasta allí un poco mosqueada, mañana tenia un examen y al parecer mi madre no me iba a dejar estudiar.

Rebeca: ¿Que quieres mama?

Claudia: Lleva esto a la habitación del señorito

Rebeca: Vale

Mientras iba a la habitación, miré lo que era. Ropa limpia.Llegue a la habitación y llame a la puerta.

Javi: Entra

Entré, como la otra vez que estuve allí, Javi estaba tumbado en la cama y la música sonaba bajito.

Rebeca: Tu ropa

Javi: Dámela que la guardo

Javi se puso de pie, cogió la ropa y la guardo en el armario

Javi: Ayer vi como le pegabas a ese chico, le tuviste que hacer mucho daño

Rebe: Se lo merecía, no le entraba en la cabeza que le había dejado. Pero prefiero no hablar de eso

Javi: Pues entonces, di de que quieres hablar

Rebe: De lo que quieras

Javi: Entonces... Mi madre me deja hacer dos fiestas en casa durante este año. Normalmente cuando hago una fiesta mi madre se va con la cocinera y las sirvientas, pero la he pedido que tú te quedes, la he dicho que me ayudaras con la fiesta, en realidad es para que te diviertas.

Rebe: Vaya... gracias

Javi: De nada

Rebe: ¿Quien va a ir a la fiesta?

Javi: Un montón de gente. Mi madre me obliga a invitar a todos los que tengan mi edad y sean ricos, es decir, a todos los de mi curso en el colegio y a algunos del tuyo. El resto de los invitados los elijo yo. Si quieres, puede venir tu amiga, Emma.

Rebe: Vale y... ¿cuando van a ser las fiestas?

Javi: Una va a ser por mi cumpleaños, es decir, es 26 de junio. La otra no sé cuando la haré. Por cierto, ¿cuando es tu cumpleaños?

Rebe: El 20 de octubre

Javi: ¿En que cae?

Rebe: En miércoles, ¿por que lo dices?

Javi: Creo que la otra fiesta la haré el 23 de octubre, un sábado es mucho mejor que un miércoles.

Rebe: Vaya, eso si que no me lo esperaba

Javi: Tómatelo como un regalo de cumpleaños

Rebe: Gracias

Nos quedamos un rato callados. Javi empezó a tararear la canción que sonaba.

Rebe: Te gusta la música ¿no?

Él me sonrió

Javi: Me encanta. Justo todo lo contrario que a mi madre.

Rebe: ¿A tu madre no la gusta la música?

Javi: Mi madre odia la música, por eso tengo que poner el volumen tan bajo. Eso si, si en una reunión de ricos como las que tiene mi madre un hombre (o una mujer) importante dice que la música maravillosa mi madre empieza a decir cosas como: "Si la música es una maravilla" o "A mi hijo Javier le encanta la música y canta de maravilla".

Rebe: ¿Cantas?

Él asintió con la cabeza y cantó un trozo de la canción que sonaba en ese momento. La verdad es que no lo hacia nada mal, al contrario, cantaba muy bien. Cuando terminó le dije:

Rebe: Cantas muy bien

Javi: Siempre me dicen eso

Entonces canté yo un trozo de la canción, cuando terminé él me dijo:

Javi: Tú también cantas muy bien

Rebe: Fui durante 3 años todas las tardes 2 horas a una escuela de canto y baile.

Javi: ¿También bailas? - asentí con la cabeza - ¿Alguna vez te veré bailar?

Rebe: ¿Vas a dar dos fiestas no? Supongo que allí me verás bailar.

Lo que le había contado a Javi era verdad, fui a esa escuela cuando tenia 11, 12 y 13 años, para mi era una afición que me encantaba, pero entonces se separaron mis padres y empezaron las mudanzas y con ellas terminó mi afición, pero todavía seguía recordando lo que había aprendido en esa escuela y yo misma había cambiado mi forma de bailar a una que me interesaba más si quería tener novio o simplemente ligar.

Ese no fue el último día que hablé con Javi. Durante el mes siguiente subí mucho a su habitación y hablamos mucho. Me dí cuenta de que Javi era un chico simpático y divertido. A él le daba exactamente igual quien era rico y quien no. Al final ocurrió algo que hace poco más de un año yo no habría podido imaginar.

Al final Javi y yo nos hicimos amigos

 

CONTINUARÁ...

¿Que pasará en la fiesta?

Espero que os haya gustado el capitulo, comentad plis

    SimsIrenita

Retrocede al capítulo 4                                Avanza al capítulo 6

Usa Disqus para dejar nuevos comentarios.