Metsä: conoce a la familia De la Fuente

Seguimos trabajando todos los días en Metsä, ¡para que podáis disfrutarlo lo antes posible! Mientras tanto, os vamos a presentar algunas familias y rincones de la ciudad. Hoy es el turno de la familia De la Fuente.

Familia De la Fuente

Ellos son Carlos y Carla De la Fuente. Lo suyo es amor verdadero, desde que se conocieron en el instituto han pasado ya casi 40 años, todos con sus más y sus menos, pero ante todo juntos.

Carlos De la Fuente

 

Hace ya más de 30 años, un joven Carlos De la Fuente ganó las elecciones municipales en Metsä. Sus ideas eran atrevidas y radicales, aunque necesarias a la vez: prohibir la industria maderera y papelera en la isla y desarrollar el “Primer plan de embellecimiento de Metsä”. Fueron necesarias muchas reuniones, aclaraciones a vecinos, empresas y empleados de las fabricas afectadas por el cierre pero el resultado, la construcción del Parque de los Robles y la ampliación de la avenida de la Secuoya, fue recibido como una rayo de esperanza para unos habitantes hartos de vivir en una ciudad industrializada y contaminada.

El resto ya es historia: elección tras elección, Carlos salía elegido por una aplastante mayoría y diferentes planes de embellecimiento convirtieron a Metsä en la ciudad que es hoy. “Los planes de embellecimiento fueron la salvación de Metsä. Si las cosas hubiesen seguido igual, toda la población se hubiese marchado” ,asegura. Atrás quedaron las fabricas y los bosques talados.

 

Fuera del despacho, el apoyo de su mujer Carla, sobretodo en los momentos más duros, siempre ha sido como un flotador que evitaba que se ahogase.

“Soy una persona normal que solo quiere lo mejor para sus vecinos.”

Carla De la Fuente

 A Carla le gusta disfrutar de un buen libro, de la compañía de sus amigos y de la cocina. Frecuenta los huertos comunitarios de Metsä, ¡así siempre encuentra ingredientes frescos para sus recetas!

Uno de los mayores deseos de Carla siempre fue el tener hijos, pero la vida no siempre nos da todo lo que queremos. Aún con todo, el mundo sigue girando y Carla disfruta de la vida, con sus luces y sus sombras.

 Ser la esposa del alcalde es, según ella, un auténtico orgullo: “Lo que Carlos ha hecho por Metsä durante todos estos años me llena de orgullo. Puedes tener más simpatía hacia él o menos, pero desde luego ha convertido a esta ciudad en un lugar mejor para todos.”

Carla asegura ser una persona con sentido del humor, ahorradora, un tanto peculiar y, sobre todo, una amante de la vida.

 Nota: Metsä es un mundo en desarrollo, la historia, apariencia u otro aspecto de los Sims podrían cambiar.