Desafío de las amazonas: la historia de una fan

Blog oficial

Hat tip @Mprin

Cuenta una historia

Los jugadores de Los Sims cuentan unas historias increíbles con sus juegos. Y qué mejor lugar para publicarlas que el blog oficial de Los Sims. Hace unos meses os traíamos una historia de Cathy Tea, y ahora os dejamos otra de Pammiechick. Esta se desarrolla a lo largo de una serie de entradas de este hilo de discusión del foro, pero a continuación tenéis un fragmento del primer acto.

Desafío de las amazonas

¡Me he lanzado a participar en el desafío de las amazonas y de momento ha sido divertidísimo! Para empezar, se necesita una creadora, que es básicamente la líder, la reina de la tribu.

Aquí está la mía: Abra Wahine. Fijaos en su collar; tanto este como su pulsera irán pasando de una creadora a otra.

 

Aquí la tenemos con sus dos siervos: Akamu Servant y Anakoni Servant.

 

Este es el edificio inicial, la residencia de las amazonas en la que solo viven mujeres.

 

El foso de la muerte.

 

Los chicos no estaban trabajando, así que Abra, mi creadora, tuvo que gritarles como castigo. ¡Y funcionó!

 

Cuando toca aparearse, Abra realiza una ceremonia con el siervo elegido. Lo que él no sabe es que esto sellará su destino. La primera vez que leí las reglas, creí que los siervos elegidos para procrear debían sacrificarse una vez cumplida su función, pero no es así. Por desgracia, no me di cuenta de esto hasta mucho más tarde... Pero aun así tendría que excomulgar a este tipo de siervos. No interesa que todo el mundo acabe emparentado ni que las mujeres de la tribu se encariñen.

 

Aquí, Abra descubre que está embarazada. Tiene sentimientos encontrados porque debe informar a Akamu de que le ha llegado la hora de sacrificarse por su tribu.

 

Aquí le comunica la noticia a Akamu. ¡Qué pena! Pero ella es una amazona fuerte y sabe lo que es mejor para su tribu.

 

A Akamu lo afeitan, lo pintan y le dan su última cena. Al rayar el alba, será sacrificado.

 

La ceremonia de sacrificio. Akamu ha sido un buen siervo, así que recibe el privilegio de una muerte honorable.

 

Akamu fue muy fuerte, aguantó todo el día y parte de la noche. Mis otros siervos murieron mucho más rápido. Sin duda fue mi mejor siervo. ¡Lo echo de menos!

 

Por alguna razón, a la Parca le dio por tener una charla sobre las inusuales prácticas sacrificiales de Abra. ¡Y ni esperó a que estuviese presentable! Abra hizo su alegato en pro de su cultura y la Parca tomó alguna que otra nota en su iPad y se desvaneció.

 

"¡Lo siento, Parca, nosotras no somos como otros Sims que comen hamburguesas con patatas fritas! Nosotros comemos lo que nos da la tierra."

El tiempo pasaba y a Abra se le acumulaba el trabajo. Su empleo no le daba muchas ganancias y tenía un siervo menos. ¡Necesitaba una mujer! Alguien que pudiera cuidar el jardín, pescar y buscar tesoros.

Esta es Adda Green, su recolectora. Decidí que las otras mujeres de la tribu tuvieran su propio apellido para poder llevar el control de qué niño estaba vinculado a qué mujer. Todos los atuendos de mis recolectoras tendrán algo verde.

 

¡Adda ha jurado su cargo y está lista para trabajar!

 
 

Más tarde, Akamu visita a la creadora. Ambos comparten una intimidad especial. Lo mejor para el clan es que se marche. Abra piensa en desterrar su espíritu, pero se ve incapaz de hacerlo. A Adda, su recolectora, no le cuenta nada sobre este vínculo afectivo. Esto podría causar problemas en la tribu más adelante.

Podéis ver la historia completa y muchas más imágenes del desafío de las amazonas aquí.

Usa Disqus para dejar nuevos comentarios.