Amor doloroso 4: Inesperado

Sé que mañana o pasado toca un capítulo de Fama y amor... pero SimsIrenita está de exámenes así que deseadle suerte!

1 AÑO DESPUÉS

Emma: ¡Chicos! ¡Mañana hay una fiesta en el "Encuentro Rojo"! ¿Os apuntáis?

Rebe: ¡Claro!

Emma: ¿Y tu Ricky?

Ricky: Si va mi chica, voy yo.

Me besó.

RebeRicky: Vale.

 

 

En el colegio privado...

Narrador Javier

Gabriel: Javi ¿Quedamos mañana por la noche y damos una vuelta?

Javier: Vale

Gabriel: Oye... ¿Que tal con Irma?

Javier: Igual que con todas ¿Por que lo dices?

Gabriel: Porque llevas 2 meses saliendo con ella

Javier: ¿Y?

Gabriel: Pues que con las demás solo salias una semana y después las dejabas. Este es tu record.

Javier: Pues creo que la voy a dejar

Gabriel: ¿Por que?

Javier: Ya no me gusta

Gabriel: Pobrecilla, esta muy enamorada de ti

Javier: Lo sé, pero yo no siento lo mismo por ella

Gabriel: Pues prepárate porque viene hacia aquí

Javier: No la digas nada. Se lo voy a decir el domingo

Irma: ¡Hola Gabri! ¡Hola Javi!

Me besó.

Javier: Hola Irma

Irma: ¿Quedamos mañana?

Javier: Lo siento, ya he hecho planes con Gabri, pero podemos quedar el domingo

Irma: ¡Claro! El domingo a las 6 en el centro urbano

Javier: Vale

 

AL DIA SIGUIENTE...

Narradora Rebeca

Estábamos en la fiesta, debían ser las 12 de la noche. Habíamos bebido un poco y todo el mundo estaba bailando. Ricky se acercó a mi y me susurró al oído:

Ricky: ¿Nos vamos un rato de aquí? Quiero estar a solas contigo

Yo asentí con la cabeza y lo dos fuimos hasta la salida. Justo antes de salir vi a Em y nuestras miradas se cruzaron. Ella me sonrió, como diciendo que me fuera con Ricky, que a ella no la importaba, yo la devolví la sonrisa. Salí con Ricky a la calle.

Rebe: ¿Y donde vamos?

Ricky: No se, ¿que ta parece si vamos al centro urbano?

Rebe: Vale

Y nos fuimos hacia allí. 

Narrador Javier

Gabriel: ¿Donde vamos?

Javier: No se Gabri, ¿no se suponía que íbamos a dar una vuelta?

Gabri: Ya lo sé Javi pero... Oye, ¿esa no es la hija de tu sirvienta?

Javi: ¿Quien?

Gabri: Esa chica que esta besándose con un chico en el banco. ¿Es esa?

Javi: Pues... creo que si

Nos quedamos como dos tontos mirando a la pareja que se besaba.

Narradora Emma

La fiesta era un rollo sin Rebe ni Ricky, así que, por mucho que les molestara, iba a ir a buscarles

Salí a la calle y fui a buscarles. Me encontré con Javier y con su amigo Gabriel, los dos estaban mirando algo en la otra punta del centro urbano

Emma: ¡Eh, vosotros! - Me miraron - ¿Habéis visto a Rebeca?

Volvieron a mirar donde antes y yo también giré la cabeza en esa dirección.

Allí estaban los dos, besándose en un banco. Seguí andando hasta que estuve al lado de los chicos y los tres nos quedamos mirando a la parejita.

De repente vi como algo había cambiado, Rebeca apartaba la cara como si no quisiera que Ricky siguiera besándola, y también estaba intentando empujar inútilmente a Ricky. Él, por su parte, no paraba de besar a Rebeca y estaba empezando a subirla la falda... Al instante entendí lo que estaba pasando y lo que pasaría si no hacíamos nada. Miré a los otros dos chicos, ellos también se habían dado cuenta de lo que pasaba, pero ninguno sabia como reaccionar. Los tres estábamos paralizados

Narradora Rebeca

Ricky no me dejaba, yo intentaba apartarle de mi, pero no podía. Sabía lo que él estaba intentando hacer y yo no quería que eso sucediera. Llevaba un rato pidiéndole en susurros que parara, pero él no me escuchaba. Empezó a subirme la falda y le grité con todas mis fuerzas:

Rebeca: ¡RICKY, QUE ME DEJES!

Él no me hizo caso, pero escuché la voz de un chico, me sonaba su voz, pero no recordaba quien era. Tampoco le pude ver, ya que Ricky estaba encima mía

...: Déjala en paz

Ricky: No me da la gana

Me volvió a besar

...: Te he dicho que la dejes

Ricky: Y yo te he dicho que no me da la gana, es mi chica y hago con ella lo que me da la gana. ¿Entiendes?

...: Sí, lo entiendo. Si no quieres por las buenas tendrá que ser por las malas

Tiraron a Ricky al suelo de un empujón y yo pude ver quien era ese chico. Hubiese pensado que era cualquier persona antes que él, era Javier.

Después llegó el amigo de Javier y entre los dos se pelearon con Ricky.

Sin saber muy bien como había llegado allí, vi a Emma a mi lado. Las dos nos quedamos de pie, mirando la pelea.

Cuando la pelea terminó, Ricky estaba inconsciente en el suelo y lleno de sangre, lo otros dos chicos también tenían algunas heridas en la cara, pero al menos estaban conscientes. Los cuatro nos quedamos allí de pie, en silencio, mirando a Ricky.

Al final Emma rompió el silencio

Emma: No podemos dejarle aquí solo, es un asqueroso, pero no podemos dejarlo.

Gabriel: La chica tiene razón, deberíamos llamar a una ambulancia

Javier: Pero si alguien nos ve a nosotros dos con la cara llena de sangre y a él así, nos metemos en un buen lío.

Rebeca: Tengo una idea

 

 

Cogí mi móvil y llamé al hospital

...: ¿Dígame?

Rebeca: ¿Es el hospital general de Twinbrook?

...: Sí, ¿que ocurre?

Rebeca: He encontrado a un chico inconsciente y lleno de sangre en el centro urbano de Twinbrook. Estoy muy asustada, vengan a por él o lo que tengan que hacer, pero yo me voy de aquí.

No le di tiempo a contestar y colgué

Javier: Vámonos

Nos pusimos a caminar los cuatro juntos. Emma estaba sollozando y Gabriel la paso un brazo por encima del hombro para consolarla. Javier y yo ibamos uno al lado del otro, sin tocarnos y ni decirnos nada. Llegamos a un cruce, Gabriel se separó de Emma

Gabriel: Yo me tengo que ir por aquí.

Emma miró a Gabriel y después a Javier y a mi, ella podía ir a su casa por cualquiera de los dos caminos. Al final miro a Gabriel y le preguntó:

Emma: ¿Te importaría llevarme a mi casa? Esta en la calle del Abeto.

Gabriel: Para nada, me pilla de camino. Javi mañana me llamas.

Javier: Claro, hasta mañana Gabri

Emma: Rebe, te llamo mañana ¿vale?

Rebeca: Vale, adiós Em

Cada uno se fue por su camino. Javier y yo seguimos en silencio hasta que llegamos a casa, entramos en el vestíbulo y los dos nos paramos allí.

Rebeca: Gracias, no sé que habría hecho si tu no hubieses estado allí

Javier: No es nada, no podía dejar que te hiciera eso. Bueno, supongo que te veré mañana

Rebeca: Hasta mañana

Y cada uno se fue a su habitación.

 

Estaba tumbada en mi cama, intentando dormir mientras pensaba lo que había ocurrido esa noche. No podía creer lo que había estado a punto de pasarme. Me costaba mucho reconocer que Ricky no era como creía. Yo pensaba que él era dulce y cariñoso, pero él me haba demostrado que era lo que quería de mi y lo que estaba dispuesto a hacer para conseguirlo. No le iba a dar una segunda oportunidad. Lo mio con Ricky ya era historia.

Pensé en Emma, después de la pelea, ella había llorado un poco. Supuse que sería porque ella y Ricky estuvieron juntos y porque había sido su amigo durante varios años, pero aun así, si conocía bien a Em, estaba segura de que ella tampoco le perdonaría

Recordé como el amigo de Javier, Gabriel, había consolado a Emma. Debía ser un chico simpático y amable.

Por último, pensé en él, en Javier. Cuando le conocí pensé que era un niño pijo y mimado; pero el primer día de clase en mi nuevo colegio, me demostró que no era así y entonces pensé que era un chulito, ligón y presumido; pero esa noche me había ayudado, se había peleado solo para que no me hicieran daño.Me pregunté cuantas veces más me equivocaría sobre como era o, lo que era más importante, como era él en realidad.

Pensando en eso me quedé dormida. 

AL DÍA SIGUIENTE...

Em no me llamó por la mañana; por la tarde, mientras esperaba a que me llamara, mi madre me pidió que la hiciera un favor:

Claudia: Rebeca, lleva esto a la habitación del señorito.

Rebeca: Vale mamá.

Lo cogí sin mirar lo que era y fui hasta la habitación de Javier. Si mi madre me hubiese pedido eso hace dos días la habría dicho que no, pero claro, ahora todo era diferente. Llegué a la habitación y llame a la puerta.

Entré en la habitacion, Javier estaba tumbado en su cama, había un equipo de música encendido, la música sonaba muy bajito, pero se escuchaba bien. Javier vio que era yo y me sonrió

Javier: ¡Hola!

Rebeca: Hola, mi madre me ha pedido que te traiga esto

Javier: Déjalo en esa mesa de ahí

Lo dejé en la mesa

Rebeca: Será mejor que me vaya, no quiero molestarte.

Javier: No me molestas, es más quédate un rato conmigo, me aburro un montón

Rebeca: Muy aburrido tienes que estar para pedirme que este un rato contigo

Javier: ¿No puedo pedirte que te quedes un rato aquí y hablemos?

Rebeca: Supongo que sí, pero ¿por qué no llamas a tus amigos?

Javier se puso de pie y me contestó

Javier: La mayoría de mis "amigos", no son amigos de verdad, esos solo me llaman porque tengo dinero, pero en cuanto me van mal las cosas, todos desaparecen. El único amigo que tengo de verdad es Gabri, y no me coge el teléfono.

Rebeca: ¿Y no tienes novia?

Javier: Sí, Irma, pero la voy a dejar.

Rebeca: Claro, como ya llevas más de una semana con ellas la tienes que dejar.

Javier: No las dejo porque lleve más de una semana saliendo con ellas, las dejo porque no me gustan.

Rebeca: ¿Y por qué empiezas a salir con ellas?

Javier: Porque.... es muy difícil de explicar

Rebeca: Inténtalo

Javier: Mira... yo nunca me he enamorado, ni he sentido por ninguna chica algo más que el cariño de una amistad. Ahora mismo no hay nada que desee más que enamorarme de una chica y salir con ella. Cuando empiezo a salir con una chica intento enamorarme de ella, pero cuando me doy cuenta de que no voy a sentir nada más hacia esa chica, la dejo antes de que ella sienta algo más intenso por mi. Si he estado 2 meses saliendo con Irma a sido porque ella es la última chica de mi edad que conozco con a que no había salido. Lo he intentado, pero no me enamoro.

Rebeca: Vaya, yo creía que eras un chulito, ligón y presumido

Javier: Pues siento decepcionarte, pero no soy ninguna de esas tres cosas.

Nos quedamos un rato en silencio, hasta que él volvió a hablar.

Javier: ¿Que hora es?

Rebeca: Las 6 menos cuarto

Javier: No creo que tarde mucho en llegar al centro urbano, asi que todavia puedo quedarme 10 minutos más contigo

Rebeca: ¿Has quedado?

Javier: Sí, con Irma. La voy a dejar ahora

Rebeca: Yo tambien voy a dejar a mi novio

Javier: ¿Era el de ayer?

Rebeca: Si, por cierto, ¿que estabas haciendo anoche allí?

Javier: Había quedado con Gabri y estábamos dando una vuelta, pasamos por el centro urbanos y Gabri te vio besándote con ese, me lo dijo y nos quedamos parados, mirando como dos tontos como os besabais. Al rato llegó tu amiga...¿como se llama?

Rebeca: Emma

Javier: Bueno, pues llegó Emma y nos pregunto si te habíamos visto, nosotros volvimos a mirarte y ella se dio cuenta de que estabas allí. Poco después nos dimos cuenta de lo que realmente estaba pasando y los tres nos quedamos completamente paralizados. Cuando te oí gritar no me lo pensé y, bueno, ya sabes el resto de la historia. Espero que la próxima vez elijas mejor a tu novio.

Rebeca: Yo no sabia que él era así, nunca me lo habría esperado

Javier: Bueno, aun así, tu no te mereces a un chico como ese

Rebeca: ¿Y tú que sabes sobre lo que me merezco y lo que no?

Javier: Buena pregunta. Pero tu eres un millón de veces más guapa que él

Rebeca: ¿Se supone que eso es un cumplido?

Javier: Es la verdad. Ya te lo he dicho, eres muy guapa y tienes buen cuerpo.

Rebeca: Si, creo que recuerdo la otra vez que me lo dijiste, pero no fue con esas palabras

Él se rió, también se acordaba de lo que me había dicho mi primer día en mi nuevo instituto

Javier: ¿Que hora es?

Rebeca: Las 6 y 5. Lo siento, vas a llegar tarde

Javier: Da igual, me lo he pasado bien hablando contigo

Rebeca: Aunque parezca raro, yo también lo he pasado bien. Bueno, yo me voy ya a mi habitación. Adiós Javier

Javier: Llámame Javi. Adiós Rebeca y espero que subas más veces a mi habitación.

Rebeca: Prefiero que me llamen Reb o Rebe y subiré siempre que tenga alguna excusa para hacerlo. Adios Javi

Javier: Adios Rebe.

 

CONTINUARÁ...

¿Que pasará ahora con Ricky?
¿Se harán amigos Javier y Rebeca?

Espero que os haya gustado el capitulo, comentad porfa

   SimsIrenita

Retrocede al capítulo 3                                Avanza al capítulo 5

Usa Disqus para dejar nuevos comentarios.